viernes, 5 de agosto de 2011

RAMADAN


¿Cuándo empieza el Ramadán? La señal que da inicio a una época tan especial para los musulmanes, es la aparición de la luna creciente a finales del octavo mes lunar. El sentido de ayunar por el día (por lo que en verano es especialmente duro, por ser tan largo y por una mayor necesidad de agua) es la de intentar entender el sufrimiento del pobre, del que no tiene nada que comer. Además, se trata de limpiar tu cuerpo y tu espíritu, una especie de retiro espiritual, pero sin ir a un sitio en concreto y aislado del exterior. Así pues, no se deben de decir palabras groseras, ser más generoso, no fumar y un etcétera que, de algún modo, suponga hacer un sacrificio y llevar una vida ejemplar.

Debido a las condiciones climáticas, Agosto es el más duro para practicar Rammadan. Por ésta u otras circunstancias, el pueblo saharaui no es muy estricto con su práctica (sobretodo, los hombres). Así, mucha gente con la que trabajo, no lo practica (a pesar de que se trata uno de los cinco pilares de la religión musulmana) o lo rompe los días más duros (y se recuperan posteriormente). También son muy flexibles en cuanto a la opción personal de cada uno. Por ejemplo, si una persona decide no hacer Rammadan, no pasa nada si comes y/o bebes delante de otra que sí lo hace. Particularmente, me parece muy incómodo hacerlo y siempre evito el comer y beber en público (me meto en el coche cuando lo quiero hacer, por ejemplo).
Ahora, que es Rammadan, tengo más invitaciones para cenar en una familia saharaui. Y, cenando en casa de Slaka,  (el chófer asignado para las distribuciones) y, contrariamente a lo que pensaba, me di cuenta que la gente no se abalanza sobre la bebida en cuanto se rompe el ayuno. Según me comentan, como hace tantas horas que no beben, antes tienen que comer dátiles, y tomar un caldo no muy líquido y sólo después beben agua.
Después de 5 minutos de paseo con la mujer de Slaka por los alrededores de su hogar, regresé cargada de un vestido, pulseras y sólo fui capaz de convencerle de que no me hacía falta ningún collar (eso, o que no le gustó ninguno a la mujer). Además, al paseo nos acompañaron 3 guardaespaldas, con una estatura que no llegaban al metro. Y es que, unos minutos antes, atraídos por el exotismo de ver una mujer blanca con pantalones y sin melfa, se habían acercado unos niños vecinos de Slaka, a la alfombra donde estábamos hablando. Primero, se mantuvieron alejados, pero al hacerles una señal (lenguaje que todos los niños conocen), se acercaron y jugamos unos minutos. Tiempo suficiente para luego luchar por poder darme la mano en el paseo. Desgraciadamente, todavía no me he convertido en pulpo y sólo tengo dos manos, y siendo tres niños, fue un  problema el poder desplazarme.
Rammadan finalizará el próximo día 30 de Agosto, período que supone una reflexión espiritual y religiosa, además de ponerse en la piel de la gente que sufre estas privaciones materiales durante todo el año.



2 comentarios:

  1. Escribe más, por favor. Me declaro tu fan incondicional.

    ResponderEliminar